jueves, agosto 18, 2016

ESE FUTURO YA LO CONOZCO  O DEL ETERNO RETORNO DE LO IGUAL O DE UNA HISTORIA DE CAÍDAS Y RECAÍDAS O COMO USTEDES QUIERAN LLAMARLO Y SUFRIRLO






"Pero lo más grave no era que esa táctica ambiciosa no diese los esperados frutos políticos: ella contribuyó más que ningún otro aspecto de la gestión gubernativa al fracaso del Plan Austral, de cuya suerte toda la experiencia radical dependía mucho más de lo que el doctor Alfonsín parecía advertir. En efecto, esa táctica impuso una constante hemorragia de fondos federales, primero para ganar el favor de las administraciones provinciales peronistas, de las que dependía el mantenimiento de un clima favorable en el Senado, y luego para disuadirlas de llevar la oposición hasta extremos inmanejables. Aún en el plano estrictamente político, esa táctica, que sometía al gobierno a una extorsión permanente (así, era un secreto a voces que la benévola neutralidad del poderoso clan Saadi debió ser comprada varias veces, y no sólo con un trato generoso para la provincia de Catamarca que era su feudo), se reveló contraproducente.

Mientras el gobierno federal llevaba adelante un esfuerzo heroico -y por varios motivos sorprendentemente exitoso- por reducir la incidencia del déficit fiscal (y, como se verá enseguida, daba con ello fuerza a la protesta sindical) y esperaba de las administraciones radiales que no lo abrumaran con sus exigencias (con lo que las preparaba mal para las pruebas electorales que se avecinaban, con consecuencias particularmente catastróficas en la decisiva provincia de Buenos Aires, cuya conquista por el radicalismo, que constituyó la mayor sorpresa de 1983, había asegurado entonces el triunfo de Alfonsín), los peronistas usaban los frutos del sacrificio ajeno para ampliar enormemente el personal de sus administraciones provinciales".
 
Tulio Halperin Donghi (1994) sobre el gobierno de Raúl Alfonsín

miércoles, agosto 17, 2016

FIDEL Y EL PROCESO: CUANDO VIDELA ERA CHÉVERE...





Recuerde el alma dormida...Jimmy Carter, presidente de los EE:UU; sufre una iluminación súbita y se lanza a defender los derechos humanos violados por el oso ruso. Con eso se rompía la distensión y coexistencia pacífica de ambos grandotes, mientras los muertos se apilaban en las periferias existenciales, que diría hoy el Papa. El cerebro de esta jugada fue el entonces consejero de seguridad, Zbigniew Brzezinski. Y así se excluyó a la URSS de los Juegos Olímpicos de 1980. Y así, también, se prohibió al resto de países "occidentales y cristianos" exportarles commodities. Pero la mayor entrada de divisas de nuestro país era por la venta de cereales, especialmente trigo, a la URSS -el socialismo real había acabado con un producto que los hórridos zares exportaban antaño. Entonces, Videla y Martínez de Hoz y toda la cohorte de sanguinarios represores se volvieron nacionalistas enragés y dijeron a la prohibición del Tío Sam: nones, tomad de acá. Y fuimos entonces, en cierto modo, aliados de la URSS y de su satélite Cuba, desde cuyo Departamento América del PC cubano se manejaba el entrenamiento, la estrategia y la táctica de los movimientos insurreccionales en nuestra ecúmene. Los que en aquel tiempo denunciaban ferozmente esta componenda eran los maoístas y  "troscos". Se estableció una cierta entente cordiale con el PC, sección argentina: la condición era que sus cuadros no participaran en la lucha armada; de allí su número muy bajo de desaparecidos en relación con los otros maximalistas de izquierda. Cuba se abstenía de votar contra la Argentina en la ONU y en el Politburó se pronunciaba con respeto el nombre de Jorge Rafael Videla. Esto es muy sabido pero, dentro de la asnal deformación de nuestra historia reciente, a los más jóvenes parecerá muy extraño. Cosas más raras se han visto, muchachos. Hace poco aprendí , transitando de lurker en la red, que Fálix Salten, el autor de "Bambi, una vida en el bosque", la tierna historia que Walt Disney vertió al dibujo animado, fue también exitoso con una novela porno; "Josephine Mutzenbacher", publicada en 1906, autobiografía ficticia de una prostituta vienesa. La vida te da sorpresas.
  

                                    Bueno, no es vienesa pero da la idea...

 

martes, agosto 16, 2016

EL ABUELITO DE LA REVOLUCIÓN CUMPLIÓ AÑOS





Fidel sopló las velitas de sus noventa: un abuelito en jogging y guardapolvo blanco, rodeado de otros abuelitos, en el teatro Karl Marx de La Habana -la edad no da para celebraciones al aire libre- donde una compañía infantil ponía en escena una simpática obra: "La Colmenita", recomendada por UNICEF. ¡Y le regalaron un puro de 90 metros!  Todos se rieron: no estaba obligado a fumarlo, claro está.

Este hombre de la barba cana y la mirada ya un poco extraviada, presidió el lanzamiento, en 1962, de una declaración de guerra continental,  que debía desarrollarse bajo la modalidad de la guerra revolucionaria (febrero de 1962, Declaración de La Habana, convertir Latinoamérica en una gran Sierra Maestra). La lucha revolucionaria estaba impulsada desde Moscú y su vector era Cuba. Se trataba de un escenario secundario, un episodio de arrabal del enfrentamiento global entre los EE.UU. y sus aliados y la URSS y sus aliados, donde los dos grandes contrincantes no podían venirse a las manos directamente: era la mutua destrucción asegurada.

En Hispanoamérica, Iberoamérica, Latinoamérica, Indoamérica, América Románica o como prefiera el lector, el único santuario libre de enfrentamientos fue México: "en el único lugar donde no intentamos promover la revolución fue en México. En el resto, sin excepción, lo intentamos" (palabras del nonagenario y valetudinario de las velitas. del 5 de julio de 1998).

En 1966 se reúne en La Habana la "Primera Conferencia de Solidaridad con los Pueblos de Asia, África y América Latina", más conocida como la Tricontinental, para organizar la lucha armada en los escenarios secundarios. En 1967 el órgano específico para nuestra ecúmene, la OLAS (Organización Latinoamericana de Solidaridad), donde estuvimos representados por John William Cooke. Su declaración final se expresa por la "lucha armada", "la guerra de guerrillas como genuina expresión" de aquélla, en el marco de la "guerra revolucionaria" y culmina: "el proceso violento hacia el comunismo es inevitable y exige la existencia de un mando unificado político y militar como garantía de su éxito". El mando unificado al comandante; el mando a Fidel: "llegó el comandante mandó parar", como decía la rumba de época.

Era obvio que una operación de guerra revolucionaria de carácter continental vía Cuba iba a levantar una respuesta contrainsurgente también continental, vía la doctrina dela "seguridad hemisférica". En 1975, en Santiago, Argentina, Brasil; Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay cierran el "Plan Cóndor", con un diseño de "guerra de baja intensidad". Todos los jugadores están en la cancha: íncipit tragedia; mejor, la tragedia ya había comenzado diez años antes.

Lo patético es ver ahora al abuelito con las velitas, consumiendo obritas infantiles -lo patético de un líder, sobre todo cuando chorrea sangre, es no morirse a tiempo y sobrevivirse momificado. Muerte, sangre, destrucción, quedaron como saldo. No me refiero sólo a civiles inermes, a militares y policías, sino también a una generación de combatientes que, en algún momento, creyó que estaban cambiando el mundo, tomando "el cielo por asalto", según la frase que Marx desliza en su correspondencia a propósito de los comuneros de París (1). Vicente Massot ha escrito un texto muy esclarecedor al respecto.

En 1997, un grupo de historiadores presidido por Stéphane Courtois publicó "El Libro Negro del Comunismo", sobre el costo humano de su revolución: cien millones de muertos: "el mayor, el más sanguinario sistema criminal de la historia". El abuelito tuvo en él su contribución no pequeña. Pasará a la historia, por lo menos a la crónica actual, como una especie de Bolívar del siglo XX, admirado por el puer aeternus latinoamericano, inmune porque si mató fue con buenas intenciones -marxistas absolviendo las buenas intenciones es una inconsecuencia y una humorada- y solazándose, como un ogro domesticado y vegano, con el teatro infantil.-














(1) Marx la toma, a su vez, del romanticismo alemán y antes Hölderlin la usó para referirse a los titanes que asaltaban el Olimpo, y antes de ese antes Cervantes la puso en boca del Quijote (Segunda parte, cap. VIII) y antes aún puede relacionarse con Mateo 11,12: "el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan", que a su vez debe tener otras fuentes que se me escapan 

martes, agosto 09, 2016

¿HILLARY LADRA?



 
 
 
Es verdad que no hay cosa más cruel que una campaña presidencial. Los hacedores de imágenes no sólo construyen la de quien les paga, sino que intentan destruir la del contrario: pars construens, pars destruens van a la par. Trump,  que tiene una cierta vocación al exceso, aparece a diario en las noticias de la pars destruens, especialmente aquí, donde la videología periodística ya ha tomado partido. También a Hillary corresponde su cuota de demolición, aunque no muy difundida en estos pagos. Ladró un poco a sus fieles seguidores, dedicándole el mensaje a su adversario.

La no muy graciosa caricatura que ilustra este post se encarniza en ese episodio. Y el video le da justificativo.

That's politics, that's life



MUERTE DE UN ATEO CATÓLICO




Gustavo Bueno, filósofo español, acaba de morir, despidiéndose de este mundo dos días después de la muerte de su mujer.

Pensador notable, poco conocido entre nosotros -sólo he oído también hablar de él a Alberto Buela- y una de las cabezas más independientes que concebirse puedan en este mundo de corrección generalizada. Descubrí de él, hace mucho, "Etnología y Utopía" y lo seguí leyendo en sus libros e intervenciones rastreables en Internet, incluso el Diccionario Filosófico emprendido por sus discípulos y que recoge el núcleo de su pensamiento. En "Dios Salve a la Razón", libro convocado por la cita del papa Ratzinger de Manuel II Paleólogo: "no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios", hay un capítulo formidable a su cargo. Y su libro "El Mito de la Izquierda" es la confutación formidable de ese aparato cultural dependiente del poder económico en que se ha convertido la izquierda progresista, luego de la cópula necrófila del capitalismo con el espectro del marxismo.

José Sánchez Tortosa escribe en su necrológica en "El Mundo" de Madrid:

"Ha sido el filósofo en lengua española más importante desde Ortega, y superior a él, y uno de los más sólidos de todo el siglo XX. El materialismo filosófico de Bueno constituye un arsenal crítico disparado contra las majaderías, banalidades y supersticiones de una postmodernidad patética y homicida que merece ser destruida con las armas de la racionalidad de estirpe griega"

Era, por sus sólidas razones, ateo y materialista, pero se declaraba ateo culturalmente católico, ateo gracias a Dios. En ese gran blog que se llama "El sosiego acantilado", el creyente que lo escribe asentó lo que copio y comparto:

"Gustavo Bueno ha muerto dos días después de hacerlo su mujer. Este hecho basta para dar categoría a la persona. Y es que algunos ateos católicos siempre serán más ejemplares de lo que muchos creyentes católicos podremos aspirar a ser jamás. La Gracia sopla donde y como le place".

domingo, agosto 07, 2016

CUANDO MAURRAS TUVO RAZÓN...




Charles Maurras, entonces de 28 años,  cubrió como reportero los primeros Juegos Olímpicos desarrollados en Atenas en 1896. Mientras el barón de Coubertin pensaba que allí se introducía un germen de pacifismo y cosmopolitismo, el provenzal (que a la sombra de la Acrópolis completó su admiración de la antigua paganía) escribió para su diario: "este internacionalismo no matará las patrias; más bien, las fortificará". El deporte como pacificador universal no tradujo en realidad el utópico impulso de Coubertin. Aquellos primeros Juegos fueron deficitarios, y esta aspectos se  convirtió en crónico para sus sucesivas ediciones.  Los gastos estimados nunca corresponden a la realidad cumplida y el COI remata las sedes al mejor postor bajo la mesa. El porcentaje de hinchazón entre los estimado y los realizado, para tomar los últimos años desde 1984, resulta escalofriante -aunque para nosotros, acostumbrados al sobreprecio en la obra público, nada podría asombrarnos demasiado. Sólo Los Ángeles, en 1984, no tuvo déficit (en el caso no había otros competidores para la designación de la sede, lo que fue buen ahorro). Los demás datos:   Barcelona, en 1992: 32 % ; Sydney en 2000: 93 % ; Atenas en 2004: 109%; Londres en 2012: 127 % et Pékin en 2008: 1130 %!

¿Cuánto sobrepasarían lo presupuesto si transcurriesen en Buenos Aires?

viernes, agosto 05, 2016

SACRA OBSTINACIÓN






Tomo de la versión oficial vaticana, para evitar toda traición al original, las declaraciones que el Papa efectuó en el aire, volviendo de la Jornada Mundial de las Juventudes que se había desarrollado en Cracovia.

"A me non piace parlare di violenza islamica, perché tutti i giorni quando sfoglio i giornali vedo violenze, qui in Italia: quello che uccide la fidanzata, un altro che uccide la suocera… E questi sono violenti cattolici battezzati! Sono violenti cattolici… Se io parlassi di violenza islamica, dovrei parlare anche di violenza cattolica. Non tutti gli islamici sono violenti; non tutti i cattolici sono violenti. E’ come una macedonia, c’è di tutto, ci sono violenti di queste religioni. Una cosa è vera: credo che in quasi tutte le religioni ci sia sempre un piccolo gruppetto fondamentalista. Fondamentalista. Noi ne abbiamo. E quando il fondamentalismo arriva a uccidere - ma si può uccidere con la lingua, e questo lo dice l’apostolo Giacomo e non io, e anche col coltello – credo che non sia giusto identificare l’islam con la violenza. Questo non è giusto e non è vero! Ho avuto un lungo dialogo con il Grande Imam dell’Università di al-Azhar e so cosa pensano loro: cercano la pace, l’incontro. Il Nunzio di un Paese africano mi diceva che nella capitale c’è sempre una coda di gente – è sempre pieno! – alla Porta Santa per il Giubileo: alcuni si accostano ai confessionali, altri ai banchi pregano. Ma la maggioranza va avanti, avanti, a pregare all’altare della Madonna: questi sono musulmani che vogliono fare il Giubileo. Sono fratelli. Quando sono stato in Centrafrica sono andato da loro e l’imam è anche salito sulla papamobile. Si può convivere bene. Ma ci sono gruppetti fondamentalisti. E mi domando anche quanti giovani – quanti giovani! - che noi europei abbiamo lasciati vuoti di ideali, che non hanno lavoro, che vanno alla droga, all’alcool… vanno là e si arruolano in gruppi fondamentalisti. Sì, possiamo dire che il cosiddetto Isis è uno stato islamico che si presenta come violento, perché quando ci fa vedere le sue carte d’identità ci fa vedere come sulla costa libica sgozza gli egiziani, o cose del genere. Ma questo è un gruppetto fondamentalista, che si chiama Isis. Ma non si può dire - credo che non sia vero e non sia giusto - che l’islam sia terrorista.
(Antoine-Marie Izoard)
Una sua iniziativa concreta per contrastare il terrorismo, la violenza…
(Santo Padre)
Il terrorismo è dappertutto! Lei pensi al terrorismo tribale di alcuni Paesi africani… Il terrorismo – non so se dirlo, perché è un po’ pericoloso – cresce quando non c’è un’altra opzione, quando al centro dell’economia mondiale c’è il dio denaro e non la persona, l’uomo e la donna. Questo è già il primo terrorismo. Hai cacciato via la meraviglia del creato, l’uomo e la donna, e hai messo lì il denaro. Questo è terrorismo di base contro tutta l’umanità. Pensiamoci.

De nuevo la  guerra sin enemigo, una guerra contra una abstracción -de ese modo, según demuestra la experiencia, se abre una contienda sin fin, en el dobles sentido de esta última expresión, es decir, sin final y sin finalidad. Recuerden la "guerra contra la pobreza", la "guerra contra la droga" y, de remate, la "guerra contra el eje del Mal".

El papa Bergoglio parte del presupuesto de que la violencia y el terrorismo nacen de la pobreza y de la frustración social. El terrorismo crece cuando el mundo (más concretamente, Europa) sólo atiende al dios Dinero. Desde luego que asentar la vida colectiva en las finanzas es signo de crisis espiritual, pero lo cierto es que buena parte de los terroristas vienen de familias de clase media, que han cursado estudios terciarios y que en sus motivaciones no se halla ni se invoca una guerra santa contra Don Dinero, sino afirmaciones ideológicas de matriz religiosa.

Pero, además, en aquellas declaraciones pontificales hay un lamentable desconocimiento de la distinción entre el enemigo público, el hostis, y el enemigo privado. el inimicus. El primero es el que pone en peligro la existencia y continuidad  de la totalidad de un grupo humano constituido como unidad política: el agresor bélico. El segundo es el que me afecta en mi dimensión privada y personal: puedo estar enemistado con mi suegra, con el vecino, con el socio. A nadie se le escapa que son dos cosas muy distintas un homicidio cometido por alguien que tiene una fe religiosa cualquiera y un homicidio cometido en nombre de un dios contra un infiel despenado por su fe en otro dios, llamando a una guerra contra todos los infieles que se hallen en el mismo caso.

No se puede, pues, políticamente hablando, amar a los enemigos (públicos), aunque sí se deba convivir y sobrevivir con ellos, alcanzando la paz -aunque sea obvio, recordemos que la paz sólo puede hacerse con el enemigo. El mandato del Sermón del Monte de "amar a los enemigos" se refiere, en cambio, al enemigo particular. Pierre Manent señala que el cristianismo tiene tendencia a pensar la igualdad entre el enemigo y el cristiano ("amad a vuestros enemigos") dando preferencia al enemigo. "Es lo que yo llamo -dice este autor-  la tendencia perversa del cristianismo". Esta tendencia transforma, de manera apresurada e imprudente, la proposición cristiana según la cual todos somos en un sentido igualmente pecadores, en una proposición política destructiva de toda la moralidad política, porque si todos somos pecadores, en último extremo no hay diferencias morales entre las causas humanas: "no hay diferencias de justicia, no hay diferencias de honor". Por otra parte, la tal diferencia no surge de una interpretación arriesgada o tortuosa, ni abre un abanico de dudas: el ISIS debe ser juzgado por sus propias palabras y su forma inequívoca de presentación. Quiere ser juzgado así.

Al equiparar el enemigo público y el privado, y los males que pueden infligir o ser infligidos entre unos y otros, se equipara a la víctima con el verdugo, como lo hace también el abolicionista "agnóstico" de la pena en los juicios criminales. La violencia deja de ser algo real, empíricamente verificable, para devenir una abstracción. Anida en todos y en cada uno… todos somos culpables; la sociedad es culpable, las circunstancias modelan al violento, que es su juguete.  El mal se desustancia en lo genérico (el Sistema, el Capitalismo, la Maldad…). Y te invita a desarmarte frente a los  enemigos reales y declarados.

 "Si hablo de violencia islámica, tengo que hablar de violencia católica".  Cortarle la cabeza al párroco octogenario que hacía buenas migas con el imán va a la par con arrearle a la patrona. Así ya no es posible entender, ni atender, ni menos prevenir, ni la una ni la otra. Otra vez conviene recordar la perícopa del evangelio según San Ludwig que ya citáramos en otro post: "de lo que no se puede hablar, mejor es callarse". Amén.-