lunes, septiembre 26, 2016

ARTE FUTURO

¿2016?
DE QUIÉNES DEBE HUIR EL MONJE







Juan Casiano (360-435), padre de la Iglesia y venerado como santo en el ámbito ortodoxo,  dio a los monjes un consejo en sus Institutiones, manual básico de la vida monástica y la formación ascética,  que se ha hecho justamente famoso: "Un monje siempre debe huir tanto de las mujeres como de los obispos".

No pertenezco al mundo monástico, aunque lo respeto y como jurista afirmo debe ser libre de las intrusiones de fiscales  con vocación de Torquemadas municipales. Pero la frase, descubierta al pasar, me ha dejado la sensación que don Juan podía mitigar el rigor de las penitencia con ul bálsamo de ironía.

miércoles, septiembre 14, 2016

LA CANASTA DE LOS DEPLORABLES






Dieron la vuelta al globo, como toda noticia sobre la previa de los candidatos a presidente en  la Urbe Mundial, unas declaraciones de Hillary Clinton, antes de caer en la neumonía, que se parecen mucho a lo que por aquí se llama un "sincericidio", y que cuando lo perpetra un candidato provoca un serio patatús a sus jefes de campaña. Dijo Hillary:

“You know, to just be grossly generalistic, you could put half of Trump’s supporters into what I call the basket of deplorables. Right?” she said to applause and laughter. “The racist, sexist, homophobic, xenophobic, Islamaphobic — you name it. And unfortunately there are people like that. And he has lifted them up.”
 
Sin embargo, el deplorable puede a veces dormir con nosotros. Véase si no:
 
 
 
Lo peor es que fue Ella quien lo levantó...
 
 

lunes, septiembre 05, 2016

SANTA TERESA DE ÁVILA EN LAS 50 SOMBRAS DE GREY




Llevo casi cincuenta años de abogado y, por lo tanto, creía estar ya alambrado respecto de las demasías y sinsentidos adonde nos puede llevar la ignorancia forense -una ignorancia que casi siempre se ignora a sí misma, peligrosamente, y suele rodearse de una emulsión de jerga más o menos técnica, que sirve  para que el profano no llegue de inmediato a la convicción de que se encuentra ante el discurso de un cretino fosforescente. Me ha señalado mi error un fiscal de Nogoyá, Federico Uriburu, que ha despachado una imputación contra la priora de un convento de carmelitas de Nogoyá, por privación ilegal de la libertad, torturas y -eventualmente- reducción a servidumbre. Todo comenzó cuando, tiempo atrás, una ex novicia que abandonara el mismo convento relatara a un periodista de un medio de la localidad que durante su postulantado y noviciado había sido inducida a aplicarse cilicios y golpes de fusta, a modo de tortura, a ayunos y a reglas de silencio y a una presión moral para no abandonar la comunidad. Indicó, además, que buena parte de la comunidad estaba formada por hermanas ingresadas a los dieciséis años, obligadas a permanecer en un estado mental de casi retraso.   No hubo una denuncia penal, y el periodista consumió dos años en lo que llama una "investigación", donde se contactó con otra ex novicia que había permanecido poco tiempo en el convento. Sacudida la modorra entrerriana con este regalito, el fiscal decidió salir en son de guerra de su covachuela y lleno de santo horror procedió a allanar de madrugada el convento con una considerable fuerza policial. Las monjitas le entregaron de entrada los elementos que utilizaban para sus disciplinas, pero el prosecutor no se sació, exigiendo interrogar in situ a la priora, la que le pidió unos momentos para comunicarse con el obispo. Nuestro perro de presa, demostrando que con el ministerio público no se juega, hizo reventar a patadas la puerta del despacho monjil. Luego se revisaron puntualmente todas las celdas y se procedió a un examen médico de las hermanitas, no facilitado por ellas ni, especialmente, por la priora, según el mastín fiscal alcanzó a  gargarizar. Otra queja se le escapó: en efecto, revisó cuidadosamente la biblioteca, encontrando en ella libros de teología y devoción pero, según le escuché, no se topó con ningún manual de tortura. ¡Vaya uno a saber, Uriburito, en qué oculta madriguera estas reverendas guardan escondido el Malleus maleficarum!   

A partir de ahí se desencadenó lo que los italianos llaman, precisa y concisamente, un "putiferio". Todo noticiario de la tele debatió el problema de las torturas "medievales"  en la más oscura "noche de ignorancia".  La monja de Monza y las endemoniadas de Loudun parecieron criaturas de pecho al lado de las hermanitas de Nogoyá y sus espectáculos sado-masoquistas. Apareció en pantalla el párroco, no por cierto un Urbano Grandier -para seguir con Loudun- sino casi, casi, un bienaventurado pobre tipo. El obispo se manejó prudentemente, pero la jauría ya estaba desatada, mostrando sus colmillos babeantes.  Algún jurisclasta emitió un dictamen condenatorio antes de cualquier juicio, como es del gusto abolicionista, y sólo quedó esperar que otro manchón de sangre cubriera la pantalla del televisor para hacer caer en el olvido la versión nogoyense de las 50 sombras de Grey al alcance del cotorreo cotidiano que aparecía en las noticias.

No diré mucho del caso, un curioso delito sin víctimas, ya que las que están en el monasterio dicen amar ese modo de vida y las que hablaron con el periodista están y estaban libres. La regla carmelitana debida a santa Teresa de Ávila es del siglo XVI, no del Medioevo, y se funda en un trípode: oración, mortificación y humildad.   Hay que leer "Camino de Perfección" o "Las Fundaciones" para advertir qué senda marcó la iniciadora, por donde discurren sus continuadoras en la orden. Las mortificaciones son del espíritu y del cuerpo. Se comienza por las primeras, ya que de otro modo, dice la santa doctora, toda penitencia corporal resulta estéril y baldía. Justamente, Teresa advirtió contra todo exceso penitencial: "el demonio -dice en el "Camino"- tienta aquí de indiscretas penitencias para quitar la salud y no le va poco en ello". La ascesis, después de todo, significa literalmente ejercitación, como la del atleta. Y cada uno, deportista o monje, tiene su olimpíada.

Puede ser que todo esto no vaya con el tiempo, que cueste entenderlo y hasta que humanamente no se acepte.  Pero alguien que dragonea de oficiante del ministerio público debe conocer, al menos, el artículo 19 de la constitución nacional:

"Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe

"Exentas de la autoridad de los magistrados".  Las acciones privadas de hombres y mujeres que siguen sus inclinaciones y sus metas sin dañar ni ofender a nadie, están fuera de la autoridad de los magistrados. Ese territorio -dice muy bien Ariel Barbero-  está vedado a la imaginación de los mandamases, sean diputados, senadores, presidentes, líderes, conductores de pueblos, salvadores de la patria, e incluso (sí también ellos) jueces y fiscales. En ese territorio no pueden aplicar sus intuiciones acerca de lo que es mejor para la humanidad, no pueden imponer esa ingeniosa idea que acaban de leer en una revista jurídica, no pueden experimentar con el alma humana. Allí acaban sus inmensos poderes.  Hay una zona que les está vedada. Está cerrada hasta para sus buenas intencionesCon este criterio -caso "Arriola"- cualquiera, hasta un fiscal, llegado el caso, puede fumarse un porro o pegarse un nariguetazo, y conservar una reservita para el día de mañana, sin que nadie lo moleste. Con el mismo criterio, la mortificación por el ayuno, el silencio, el cilicio, voluntariamente aceptados para que la oración por todos nosotros se eleve desde las discípulas de Teresa y de San Juan de la Cruz (para las profesas, sus contemporáneos), en organizaciones monásticas donde es libre tanto la entrada como la salida, no debe ser molestada, interferida ni, menos aún, manoseada. Hasta por los cretinos fosforescentes, estoy seguro, hay una oración que se eleva diariamente en los Carmelos.






In memoriam María Luisa del Santísimo Sacramento, que profesó a los cincuenta años y vivió un cuarto de siglo en la clausura, orando por todos, incluido quien esto escribe 
 
 
El TV movie "Teresa", producido por TVE en 2015, en el que una joven de hoy encuentra su camino a partir de la lectura de "El Libro de la Vida" es una excelente y muy actual forma de presentar esa contemporaneidad que para una carmelita representa Teresa de Ávila

domingo, agosto 28, 2016

APUNTE SOBRE EL PLAGIO



El presidente mexicano, Peña Nieto, ha sido acusado de plagio,  en su tesis -entre nosotros, tesina-  de licenciatura en Derecho, presentada en 1991 ante la Universidad Panamericana de la hoy Ciudad de México (antes México DF). El tema elegido fue "El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón" y la tercera parte del trabajo consiste en transcripciones de otros autores, sin citarlos ni consignarlos en la bibliografía.  La investigación la realizó la periodista Carmen Aristegui, a quien he visto a veces por la CNN con cierto aire de maritornes, y goza de credibilidad en su país. Ahora 190 académicos piden le revoquen el título a Peña Nieto. Por otra parte, observo que la Universidad Panamericana, según el ranking de universidades mexicanas de AmericaEconomia Intelligence, está en el puesto 43, peleando el descenso (el hit-parade está encabezado, como siempre, por la UNAM, seguido por el Instituto Tecnológico de Monterrey). En fin, el vocero presidencial mexicano embarró más la cancha, puso palos en la rueda, arena en los cojinetes y miguelitos en la ruta del atribulado Peña Nieto con su defensa: fueron "errores de estilo" y "fallas metodológica", pero plagio, nada de eso

Recuerdo que  Karl Theodor zu Guttemberg, ministro de Defensa alemán y una de las primeras espadas de Ángela Merkel, que reconocía en él dotes políticas extraordinarias, debió renunciar por haberse descubierto el plagio de su tesis doctoral. Los políticos alemanes consideran que su cursus honorum no está completo si falta un Ph.D en su curriculum vitae et studiorum. Superioridad neta de los nuestros, que ostentan generalmente títulos de grado más o menos laboriosamente adquiridos, y algunas veces los han mentido, pero patrióticamente este blog callará en este punto, por ahora.

Un toque ridículo a estos devaneos plagiarios en el gran teatro de la política es la acusación a Melanie Trump de haber plagiado una parte de un discurso de Michelle Obama. En otras palabras, el ghost writer de Melanie tomó algunas frases del ghost writer de Michelle, que a su vez lo había tomado del ghost writer de Barbara, que a su vez lo había tomado del negro literario de Nancy, que a su turno lo había copiado de Eleonor Roosevelt, para llegar a alguien que podía redactar un discurso por sí misma.

El plagio: todo un temazo. Interrogando a la palabra surge un dato interesante: en el griego original, significa oblicuo, transversal, torcido. En Roma se aplicaba a la retención de un hombre libre como esclavo, sabiendo que lo era. Más tarde, al autor de un libro escrito por otro y también al secuestro extorsivo de una persona. El plagiario se apodera de otro o de una cosa de otro y la aprovecha para sí.

Aprovecharse de las ideas de otro, que a su vez este otro extrajo de otros otros. Las ideas no son animales orejanos, res nullius de las que cualquiera puede apoderarse y colocarle su marca.   Pero tampoco son exclusividad de ninguno: toda idea tiene una trazabilidad, viene de una entrega, de una tradición. La cuestión es respetar esa cadena de transmisiones, sus antepasados y antecedentes.

Cierto, Bernardo de Chartres, según Juan de Salisbury, en el siglo XII, decía que  nos esse quasi nanos, gigantium humeris incidentes, enanos en los hombros de gigantes, frase plagiada luego muchas veces, incluso por don Isaac Newton -y quizás de dónde la había sacado a su vez don Bernardo. Quizás estamos empinados sobre una pirámide de enanos de diversa talla: dejemos que otro enanito se nos ponga a cococho, con tal que reconozca a quienes lo soportan. Todo esto dicho sin tener en cuenta los derechos de autor, que son otro cantar. Jorge Bucay, un psicoterapeuta que expide cada tanto libros de autoayuda y despacha consejos por televisión, reconoció tiempo atrás que buena parte de su  libro Shimriti  fueron copiados de La sabiduría recobrada, de Mónica Cavallé.  Bucay explicó que: "un error absolutamente involuntario permitió que los textos de la profesora Mónica Cavallé fueran incluidos en Shimriti sin la correspondiente y merecida mención a su fuente". Entrevemos un acuerdo mutuamente satisfactorio donde sabios colegas han arreglado el entuerto, permitiendo que las enseñanza de Jorge Bucay sigan vendiéndose como pan caliente.

Hoy, los artistas plásticos lo solucionan con el término "intervención" desde que el gran macaneador Marcel Duchamp le puso bigotes a la Monna Lisa. Nuestro León Ferrari se destacó por una jaula con palomas defecando sobre el Juicio Final de Miguel Ángel. Felices de ellos, que no temen demandas de propiedad intelectual y se pavonean copiando con tan poco.

¿Y no resulta que el "Plan de las Operaciones que el Gobierno Provisional de las Provincias Unidas del Río de la Plata debe poner en práctica para consolidar la grande obra de nuestra libertad e independencia" atribuido a Mariano Moreno y sobre el que derramaba sus lágrimas revolucionarias Rodolfo Puiggros resulta ser un apócrifo...tomado de una novela? Diego Javier Bauso ha demostrado que párrafos enteros fueron extraídos del novelón "El Cementerio de la Magdalena o la muerte de Luis XVI, de la Reyna y del delfín de Francia", escrito por  J.J. Regnault-Warin"...

Pero concentrémonos en el plagio literario. 

Jorge Luis Borges defendió oblicuamente el plagio (es decir, hizo dos veces plagio) y en Pierre Menard nos ha dejado el arquetipo del plagiario  original. Pero también plagió y adaptó. El cuento "El Otro" está tomado de "Dos imágenes en un estanque", de Giovanni Papini, lo que el propio Borges aceptó, también a la manera oblicua de un sesgo alfil.  Y Leonardo Castellani descubrió que "El Evangelio según San Marcos", de "El Informe de Brodie", está tomado -adaptado- de Harrison, "An Alien Agony".
La novela "Diario de la guerra del Cerdo", de Adolfo Bioy Casares, es la trasposición de un cuento de Dino Buzzati, "Il Colombre", según descubrí y publiqué hace ya años. Todavía hay quienes pretenden que el florentino lo tomó del porteño, forzando inaceptablemente la cronología.

Y Castellani. El querido cura Leonardo Castellani, plagiaba y adaptaba muchísimo. El más notable: el cuento "El Misántropo", de "Martita Ofelia y otros cuentos de fantasmas", es un plagio de un cuento de J.D. Beresford del mismo título. Lo advirtió Rodolfo J. Walsh, al incluir el original en una "Antología del Cuento Extraño", señalando en frase borgesiana que "ha recibido entre nosotros los honores del plagio". Véase la biografía de Santiago Randle y el excelente blog "Esperando Nacer", de Hernán J. González", a quien sigo en el resto, que por lo demás había comprobado ya en mis lecturas de muchos años atrás.

Así, "El Caballo con alas", del mismo libro, es una adaptación de "On a Winged Horse and the exile who rode them", de Hilaire Belloc. Y en "El enigma del Fantasma en Coche", el caso de Bela Kiss está tomado de un texto de William Le Queux. Otras adaptaciones de Ducadelia pueden encontrarse en el blog citado.

El único consejo que se puede dar a Peña Nieto y a sus epígonos es...aprender a borrar las huellas.






  

jueves, agosto 18, 2016

ESE FUTURO YA LO CONOZCO  O DEL ETERNO RETORNO DE LO IGUAL O DE UNA HISTORIA DE CAÍDAS Y RECAÍDAS O COMO USTEDES QUIERAN LLAMARLO Y SUFRIRLO






"Pero lo más grave no era que esa táctica ambiciosa no diese los esperados frutos políticos: ella contribuyó más que ningún otro aspecto de la gestión gubernativa al fracaso del Plan Austral, de cuya suerte toda la experiencia radical dependía mucho más de lo que el doctor Alfonsín parecía advertir. En efecto, esa táctica impuso una constante hemorragia de fondos federales, primero para ganar el favor de las administraciones provinciales peronistas, de las que dependía el mantenimiento de un clima favorable en el Senado, y luego para disuadirlas de llevar la oposición hasta extremos inmanejables. Aún en el plano estrictamente político, esa táctica, que sometía al gobierno a una extorsión permanente (así, era un secreto a voces que la benévola neutralidad del poderoso clan Saadi debió ser comprada varias veces, y no sólo con un trato generoso para la provincia de Catamarca que era su feudo), se reveló contraproducente.

Mientras el gobierno federal llevaba adelante un esfuerzo heroico -y por varios motivos sorprendentemente exitoso- por reducir la incidencia del déficit fiscal (y, como se verá enseguida, daba con ello fuerza a la protesta sindical) y esperaba de las administraciones radiales que no lo abrumaran con sus exigencias (con lo que las preparaba mal para las pruebas electorales que se avecinaban, con consecuencias particularmente catastróficas en la decisiva provincia de Buenos Aires, cuya conquista por el radicalismo, que constituyó la mayor sorpresa de 1983, había asegurado entonces el triunfo de Alfonsín), los peronistas usaban los frutos del sacrificio ajeno para ampliar enormemente el personal de sus administraciones provinciales".
 
Tulio Halperin Donghi (1994) sobre el gobierno de Raúl Alfonsín

miércoles, agosto 17, 2016

FIDEL Y EL PROCESO: CUANDO VIDELA ERA CHÉVERE...





Recuerde el alma dormida...Jimmy Carter, presidente de los EE:UU; sufre una iluminación súbita y se lanza a defender los derechos humanos violados por el oso ruso. Con eso se rompía la distensión y coexistencia pacífica de ambos grandotes, mientras los muertos se apilaban en las periferias existenciales, que diría hoy el Papa. El cerebro de esta jugada fue el entonces consejero de seguridad, Zbigniew Brzezinski. Y así se excluyó a la URSS de los Juegos Olímpicos de 1980. Y así, también, se prohibió al resto de países "occidentales y cristianos" exportarles commodities. Pero la mayor entrada de divisas de nuestro país era por la venta de cereales, especialmente trigo, a la URSS -el socialismo real había acabado con un producto que los hórridos zares exportaban antaño. Entonces, Videla y Martínez de Hoz y toda la cohorte de sanguinarios represores se volvieron nacionalistas enragés y dijeron a la prohibición del Tío Sam: nones, tomad de acá. Y fuimos entonces, en cierto modo, aliados de la URSS y de su satélite Cuba, desde cuyo Departamento América del PC cubano se manejaba el entrenamiento, la estrategia y la táctica de los movimientos insurreccionales en nuestra ecúmene. Los que en aquel tiempo denunciaban ferozmente esta componenda eran los maoístas y  "troscos". Se estableció una cierta entente cordiale con el PC, sección argentina: la condición era que sus cuadros no participaran en la lucha armada; de allí su número muy bajo de desaparecidos en relación con los otros maximalistas de izquierda. Cuba se abstenía de votar contra la Argentina en la ONU y en el Politburó se pronunciaba con respeto el nombre de Jorge Rafael Videla. Esto es muy sabido pero, dentro de la asnal deformación de nuestra historia reciente, a los más jóvenes parecerá muy extraño. Cosas más raras se han visto, muchachos. Hace poco aprendí , transitando de lurker en la red, que Fálix Salten, el autor de "Bambi, una vida en el bosque", la tierna historia que Walt Disney vertió al dibujo animado, fue también exitoso con una novela porno; "Josephine Mutzenbacher", publicada en 1906, autobiografía ficticia de una prostituta vienesa. La vida te da sorpresas.
  

                                    Bueno, no es vienesa pero da la idea...